Modelo Educativo

El paradigma educativo del Colegio Fray Pedro de Gante es un modelo humano – cristiano ya que concibe a la persona como única e irrepetible, echa a imagen y semejanza de Dios. E integra la formación mental ya que filtra percepciones, organiza saberes en torno a un esquema, los relaciona de un modo determinado; e indica cómo pensar, enseñar, aprender, y cómo solucionar un problema. Lo entendemos como formación integral.

Se forma y educa bajo objetivos claros y alcanzables para el crecimiento de nuestra niñez y juventud e impacto del mundo que los rodea, buscando un equilibrio entre conocimientos científicos y esparcimiento lúdico.

Nuestros objetivos

Obtener los conocimientos fundamentales para comprender los fenómenos naturales en particular los que se relacionan con la preservación de la salud, protección del ambiente y el uso los recursos naturales.

Formar con ética mediante el conocimiento de sus derechos y deberes y la práctica de los valores en su vida personal y sus relaciones con los demás. 

Permitir que los educandos continúen su proceso de enseñanza aprendizaje siendo auténticos, con una sólida vivencia de valores universales como personales.

Aspectos importantes dentro de la Institución

Aspecto Académico

Adquirir por medio de los planes y programas de estudio los fundamentos básicos actualizados, preparando a los alumnos de cada nivel mediante una formación integral (sólida, intelectual, moral y espiritual). Para que el día de mañana ya en calidad de hijos, esposos, padres, etc. sean un baluarte que salve y engrandezca a la familia y a la sociedad.

Aspecto Ético

Es una obligación que tenemos como seres humanos; y una tendencia al perfeccionamiento humano y como maestros tenemos la necesidad de transmitir a nuestros alumnos los valores universales que son trascendentes en la vida y que como CATÓLICOS y además FRANCISCANAS necesitamos enseñarlos y practicarlos con el ejemplo.

Aspecto de Convivencia

Que cada alumno descubra y amplie su capacidad de RELACIÓN HUMANA a todos los niveles, ya que en estas etapa se forjará para su vida BUENAS, VALIOSAS y verdaderas AMISTADES.

Que su espíritu se afiance en la práctica de los valores universales y sus relaciones de convivencia.